· 11 de octubre de 2022Categorías: Psicologia

Los trastornos de salud mental que más suelen afectar a los jóvenes y cómo debemos actuar ante ellos

La Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH), propone cada año una línea temática en la que abordar los diferentes grupos y contenidos más vulnerables, con el objetivo de concienciar sobre la importancia del cuidado de la salud mental y visibilizar las diferentes ayudas y técnicas que, de la mano de los profesionales, pueden llegar a prevenir, controlar y tratar los diferentes trastornos que perjudican nuestro bienestar mental y emocional.

Este año, se ha establecido el lema: “Dale like a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar”, focalizando el año 2022 hacia la protección, el cuidado y la defensa de la salud mental de los infantes y los jóvenes.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (2021): “En el mundo, uno de cada siete jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental (…) siendo el suicidio la cuarta causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años”, por lo que resulta prioritario convertir a los infantes, adolescentes y jóvenes en los protagonistas de la reivindicación de la salud mental de este año.

Por ello, desde Viamed queremos facilitar unas pautas y consejos de la mano de nuestros profesionales de la Unidad de Psicología, la Dra. Rocío De Coca Álvarez-Uribarri, y Psiquiatría, el Dr. José Miguel Álvarez Halcón, del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, con el objetivo de ayudar a la detección y comprensión de los trastornos más frecuentes en la salud mental de los más jóvenes, así como para asegurar una buena educación y comunicación que faciliten y aseguren su bienestar.

¿Por qué se presenta tal alto porcentaje en la incidencia de trastornos mentales en los más jóvenes?

De acuerdo con el Dr. José Miguel Álvarez, psiquiatra del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz: “La presentación de los trastornos mentales en esta edad, están aumentando en base a dos hechos:

En primer lugar, desde un punto de vista positivo, se valora más la importancia de la salud mental, hay un mayor seguimiento y diagnóstico precoz, hay una menor estigmatización de la misma, ya no es signos de debilidad o vergüenza, más bien el hecho de pedir ayuda ha “salido del armario” y se valora como signo de inteligencia.

Desde un punto de vista negativo, la mayor incidencia de estos trastornos, se relaciona con una menor expectativa de futuro, el consumo de sustancias desde temprana edad, la mayor permisividad de la sociedad en relación a los límites impuestos en el hogar, el menor respeto a las figuras de autoridad, el confundir a padres con colegas, la dependencia de la aprobación de los demás sobre todo en las redes sociales. Es decir, una suma de factores que va más allá de lo estrictamente médico, para introducirse en el campo educativo, social y antropológico”.

Además, la Dra. Rocío De Coca, Psicóloga del mismo hospital de Viamed localizado en Sevilla, añade que “la adolescencia es un periodo muy delicado donde los jóvenes todavía carecen de herramientas de gestión emocional y social suficientes para enfrentar un mundo que de la noche a la mañana se ha vuelto tremendamente exigente para ellos”. Algunas circunstancias como “la presión de pertenecer a un grupo, las exigencias académicas, la incomprensión del seno familiar… Pueden dificultar aún más el paso de los jóvenes por esta etapa vital.

¿Cuáles son los principales problemas de salud mental que suelen presentar los jóvenes hoy en día?

 Según los especialistas, se suelen observar:

  • Niveles altos de Trastornos de déficit de atención y Trastornos generalizados del desarrollo.
  • Alto nivel de Trastornos reactivos a procesos de acoso escolar y a situaciones de exclusión del grupo social.
  • Trastornos de conducta alimentaria.
  • Trastornos de conducta oposicionista y desafiante.
  • Adicciones y consumo de tóxicos a edad temprana.
  • Un mayor aumento de Episodios depresivos y Trastornos de ansiedad.
  • Aumento de ideación y gestos autolíticos.
  • Suicidios consumados.
  • También se pueden apreciar síntomas que nos pongan en alerta ante el desarrollo del primer episodio psicótico.
  • Problemas de autoestima

¿Cómo podemos identificar los problemas de salud mental en los infantes, jóvenes y adolescentes y cómo debemos actuar?

Según nuestros especialistas en Psicología y Psiquiatría, lo más importante es identificarlos pronto, estando atentos a diferentes cambios de conductas, en su forma de interactuar y diversos factores, sin reducirlos ni infravalorarlos, bajo ninguna circunstancia, a “cosas de la edad”, como nos comenta el Dr. José Miguel Álvarez. Añadiendo, a su vez, diferentes cambios o conductas a los que debemos estar atentos:

  • Cuando se aprecie que el niño/a o adolescente presenta un cambio en su forma de interactuar a nivel familiar, escolar o social.
  • Cuando se aprecie que aparecen trastornos de conducta
  • Cuando se aprecie un consumo etílico excesivo
  • Cuando se aprecie aislamiento

En definitiva, según el Doctor, “cuando no haya un patrón de conducta propia de un adolescente, con rebeldía, pero no agresividad, menor contacto familiar pero no aislamiento, más consumo de móvil, pero no robar horas de sueño, hay que pedir ayuda especializada”.

De acuerdo con la Doctora Rocío De Coca, algunos indicativos también suelen relacionarse con la pérdida de apetito, un aumento en las horas de sueño, o un cambio repentino en la realización de atividades que anteriormente resultavan satisfactorias y se hacían con frecuencia. Ante estos factores, su posición es clara: “Hablar con el joven sobre nuestras dudas y preocupaciones puede ser un buen primer paso”, pero no dudaría en pedir ayuda a un profesional.

¿Cómo podemos comunicarnos de una forma más sana y transparente para tratar la salud mental en los jóvenes y con los jóvenes?

“La comunicación es la base de la salud mental”, declara el Dr. Álvarez Halcón, añadiendo una serie de consejos:

  1. Hay que fomentar la confianza, pero sin llegar a confundir el rol de progenitor con el de amigo.
  2. Hay que hablar con naturalidad de estos temas con los hijos, para que sepan que pedir ayuda no es ser débil. Para que sepan prevenir ante todo y cuidar su salud mental.
  3. Es fundamental hablarle de la acción de los tóxicos, incluido el alcohol.
  4. Muy importante informar sobre las redes sociales y medios telemáticos.
  5. Hay que educar en valores, sin caer por supuesto en autoritarismo, pero sin caer en el “todo vale”, en inculcar el esfuerzo como medio de salir adelante.

Por otro lado, nuestra especialista en Psicología, añade: “Hablar de cómo nos sentimos, de nuestros miedos, y de nuestras dificultades, puede ser una buena manera de que nuestros jóvenes se abran a hablar con nosotros”, es decir, que nuestra comunicación, transparencia y la forma en la que tratamos nuestros sentimientos, sea ejemplo para los más jóvenes.

Haciendo referencia al lema de 2022, “Dale like a la salud mental”, ¿en qué medida es la tecnología un nuevo determinante en la salud mental de los más jóvenes?

“En el momento actual, la tecnología, que es un medio extraordinario si se usa de forma adecuada”, afirma el Dr. Álvarez. No obstante, “es un factor determinante en el desarrollo de una mala salud mental si se usa de forma inadecuada”, añade.

La Dra. Rocío De Coca, de acuerdo con la afirmación del especialista en Psiquiatría, también nos revela que “la tecnología mal empleada puede ser el peor de nuestros problemas”, sin embargo, no todo es negativo, ya que en palabras de la Psicóloga: “es una increíble herramienta de unión y conexión con otras personas y disciplinas de salud que pueden poner al alcance de los más jóvenes nuevos canales de comunicación y de autoconocimiento”.

¿en qué medida es la tecnología un nuevo determinante en la salud mental de los más jóvenes?

¿Qué pautas podrías recomendarles para hacer un buen uso de las redes sociales, de forma que puedan detectar los factores desencadenantes que afectan a su salud mental?

La Dra. De Coca aconseja a los jóvenes y adolescentes que “una buena señal de alarma puede ser si detectáis que el hecho de seguir a cierta persona o página os está generando un malestar, como ansiedad o baja autoestima”. Ante esto, lo mejor es hacer unfollow y buscar canales de comunicación o perfiles que nos aporten aspectos y valores más positivos, o que necesitamos en el momento.

Por último, el Dr. Álvarez Halcón, afirma que “la población juvenil usa estos medios con más naturalidad, pero, de nuevo, no todo vale”. Desde su visión profesional, recomendaría a los padres de los más pequeños las siguientes indicaciones:

  • No se puede tener un móvil de última generación a una edad tan temprana, porque lo tengan los demás. Es como dejar conducir un coche a un niño de diez años, aún no está preparado para cogerlo.
  • El uso de estas nuevas medidas tecnológicas debe ser porque se ha demostrado capacidad y esfuerzo para ello.
  • No se debe usar el móvil en la mesa o medio familiar, hay que recuperar la comunicación en la familia.
  • Hay que limitar sus horas de uso.
  • Hasta una edad adecuada hay que controlar las redes en las que se prodiga el adolescente, y a medida que demuestre su uso inteligente, darle una mayor libertad en su uso.

En definitiva, “En el uso de las redes sociales, hay que tener en cuenta el factor educativo. Hay que fomentar una educación en donde la estima de una persona no dependa de los “likes” que uno tenga ni en lo que digan los demás. La estima debe tener como base el esfuerzo y el concepto que la persona tiene de sí”, afirma el Dr. José Miguel Álvarez.

Ante cualquier problema de salud mental o, incluso, antes de que podamos llegar a sentirlos o manifestarlos, desde Viamed recomendamos acudir a nuestros especialistas y profesionales para ayudar a asegurar, mantener y trabajar el bienestar mental y emocional a lo largo de nuestra vida. Porque todos tenemos derecho a “crecer en bienestar”, como ya ha anticipado la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH).

 

Puedes pedir cita con nuestros especialistas en Psicología o Psiquiatría en tu hospital más cercano aquí.

Comparte este Artículo, elige tu plataforma