· 15 de octubre de 2021Categorías: Neurología

Hay días en los que no puedes aguantar, sufres un dolor muy intenso en la cabeza y no sabes por que es, cabe la posibilidad de que estés padeciendo una migraña, que es una clase de dolor de cabeza debido a una alteración crónica del sistema nervioso que suele incapacitar y venir por otros síntomas molestos, como las náuseas o sensibilidad a la luz.

Una migraña es causada por actividad cerebral anormal, lo cual se puede desencadenar por muchos factores. Sin embargo, la cadena exacta de hechos sigue sin aclararse. La mayoría de los expertos médicos cree que el ataque comienza en el cerebro e involucra vías nerviosas y químicos. Los cambios afectan el flujo sanguíneo en el cerebro y tejidos circundantes.

Las migrañas tienden a aparecer primero entre los 10 y los 45 años. Algunas veces, comienzan antes o más tarde en la vida. Las migrañas pueden ser hereditarias y se presentan con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. Algunas mujeres, pero no todas, sufren menos migrañas cuando están embarazadas.

Con toda esta información, podemos diferenciar entre dos tipos de migrañas:

Migrañas sin aura: estas son las más habituales. Se parece a un dolor de cabeza de alta intensidad, con algún síntoma añadido, como la sensibilidad al sonido.

Migrañas con aura: es la más complicada, debido a que existen síntomas neurológicos o alteraciones visuales antes del dolor de cabeza.

Cómo tratar una migraña

No hay ningún examen específico para comprobar que el dolor de cabeza sea realmente una migraña. En la mayoría de los casos, no se necesitan exámenes especiales. En general, las migrañas son tratadas por un especialista en neurología, acupuntura o unidad del dolor. Concretamente, en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz se está llevando a cabo un tratamiento pionero para la recuperación de la migraña; la estimulación transcraneal.

Esta técnica de estimulación es la aplicación segura e indolora de corriente eléctrica de baja intensidad en la corteza cerebral, que convierte esta técnica en una prometedora herramienta en la investigación neurocientífica y neuroconductual humana.

Del mismo modo, este método puede ser capaz de mejorar patrones de actividad neuronal adaptativos, suprimir patrones de actividad desadaptativos, restaurar el equilibrio de algunas redes neurales, etc.  Por este motivo, la TDCS se presenta como una herramienta terapéutica útil en el abordaje terapéutico de la migraña y evitar así los efectos secundarios de las medicaciones más habituales para el tratamiento y la profilaxis de la migraña.

Comparte este Artículo, elige tu plataforma

  • Categories