· 25 de agosto de 2022Categorías: Ginecología y obstetricía

¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

El cáncer de cuello de útero es el cáncer que afecta al cérvix o cuello uterino, que es la parte inferior del útero y que forman el canal que lleva a la vagina. El cáncer se produce cuando las células normales del cuello del útero se transforman y crecen de manera descontrolada.

Los tipos de cáncer de cuello de útero más habituales son:

  • Carcinoma de células escamosas: comienza en las células delgadas y planas que revisten el cuello del útero.
  • Adenocarcinoma: comienza en las células del cuello del útero que elaboran el moco y otros líquidos.

 

¿Cuáles son las causas del cáncer de cuello de útero?

Las infecciones prolongadas por ciertos tipos de virus del papiloma humano (VPH) causan casi todos los casos de cáncer de cuello uterino.

Otros factores que pueden causar este tipo de cáncer, o que pueden aumentar el riesgo de sufrirlo son:

  • Tener muchas parejas sexuales.
  • Tener relaciones sexuales a una edad muy temprana.
  • Mujeres con el sistema inmunológico deprimido por otras patologías.
  • Mujeres que tengan herpes genital.
  • Tomar anticonceptivos orales.

 

¿Qué síntomas tiene este tipo de cáncer?

Normalmente, en edad temprana no presenta síntomas. Los síntomas se presentan cuando se convierte en un cáncer invasivo y crece hacia el tejido adyacente. En este caso, los signos más habituales son:

  • Sangrado vaginal anormal.
  • Sangrado tras la menopausia.
  • Periodos menstruales que duran más tiempo o con más sangrado del habitual.
  • Secreción vaginal inusual.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

No debemos ignorar los síntomas, ya que, de ser cáncer, puede producir que se propague a una etapa más avanzada y que se reduzcan las probabilidades de tratamiento exitoso.

¿Cómo se trata el cáncer de cuello de útero?

Como siempre decimos, lo principal es la prevención. Por ejemplo, las vacunas que protegen contra la infección por estos tipos de VPH pueden reducir en gran medida el riesgo de cáncer de cuello uterino.

Asimismo, los chequeos ginecológicos periódicos pueden detectar células anormales tempranamente y evitar que lleguen a convertirse en cáncer. Y es que este tipo de cáncer tiene una alta tasa de curación si se detecta y se trata en las primeras etapas.

Una vez ha aparecido el tumor, la elección del tratamiento dependerá del tamaño del tumor, de la localización y del estado del paciente. Normalmente se trata con cirugía y radioterapia (y/o quimioterapia).

La cirugía consiste en la extirpación del tejido maligno, el cuello cervical completo, el útero y los ganglios linfáticos regionales (dependiendo de la extensión del tumor).

Y ahora… Tratamiento con Laser CO2

¿Sabías que el láser de CO2 puede ser apropiado para tratar el HPV de cuello de útero? En Hospital Fuensanta es posible. Se trata de un láser diseñado para tratar la mucosa vaginal. Además previene y resuelve los efectos de la disminución de estrógenos en la vagina y sus tejidos. 

 

Recordatorio: esta información tiene como fin proporcionar pautas generales y no dar una opinión médica definitiva. Es importante que consulte a su médico sobre su enfermedad específica y el tratamiento más adecuado.

Comparte este Artículo, elige tu plataforma

  • Categories