· 29 de agosto de 2022Categorías: Urología

El cáncer de testículos es un tumor que aparece sobre todo en hombres jóvenes. Tiene muy buen pronóstico, ya que se cura fácilmente con cirugía, quimioterapia y/o radioterapia. Se suele producir en varones de 15 a 35 años de edad.

¿Qué síntomas tiene el cáncer de testículos?

En general, el cáncer de testículos no suele producir síntomas generales, tales como fiebre, pérdida de peso o dolor.

Los principales síntomas que nos deben alertar para acudir a un urólogo son:

  • Bulto no doloroso o inflamación en alguno de los testículos.
  • Cambio de forma o tamaño de uno o dos testículos.
  • Sensación de pesadez en el escroto.
  • Dolor en el abdomen bajo o en la ingle.
  • Acumulación de líquido en el escroto.
  • Dolor o molestia en un testículo o en el escroto.
  • Ante estos síntomas, el urólogo descartará si los síntomas se deben a cualquier patología benigna o hay riesgo de padecer un cáncer.

Diagnóstico del cáncer de testículos

Para diagnosticar el cáncer de testículos es necesario realizar las siguientes pruebas:

  • Exploración médica.
  • Ecografía testicular, para ver la estructura y posibles anomalías del testículo.
  • Análisis de sangre para ver marcadores tumorales.
  • Orquiectomía inguinal, o extirpación de testículo.
  • En ocasiones se pueden realizar pruebas radiológicas, como escáner o radiografía, para conocer la extensión de la enfermedad.

¿Qué tratamientos existen?

Después de diagnosticar y clasificar el cáncer, los especialistas en urología y oncología determinarán cuál es el tratamiento más adecuado para su caso en concreto. Algunos de los tratamientos más habituales son:

  • Cirugía. Para extirpar el tumor o el testículo.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia (quimio).
  • Altas dosis de quimioterapia y trasplante de células madre.
  • En muchas ocasiones se utiliza más de un tratamiento, combinados para tratar el cáncer o evitar que se vuelva a reproducir.

Comparte este Artículo, elige tu plataforma

  • Categories