Categorías: Urología

Prevención del VIH: Consejos para prevenir su transmisión

El Día Mundial del Sida se conmemora el 1 de diciembre desde el año 1988, con el objetivo de concienciar públicamente sobre la infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que, si no se detecta ni se trata posteriormente con los medicamentos recomendados, puede llegar a convertirse en el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida, una afección más conocida como SIDA.

Este día, además, según la ONUSIDA, fue el primer día dedicado a la salud conmemorado a nivel mundial.

Pero, ¿Qué diferencia existe entre VIH y SIDA?

Normalmente, confundimos el VIH con el SIDA porque, aunque sean diferentes diagnósticos, están muy unidos por una razón: el VIH es un virus, que puede, o no, desencadenar en la enfermedad del SIDA, también conocida como VIH en etapa 3.

Por un lado, el VIH es un virus que puede ocasionar el deterioro del sistema inmunitario y su propio nombre nos indica una de sus características fundamentales: solo lo puede adquirir el ser humano. El contagio se produce a través de la transmisión de fluidos y, una vez causado, no desaparece nunca la infección.

Por otro lado, el SIDA es una enfermedad causada por la infección del VIH y se adquiere solo después de haber contraído el virus, pudiendo o no desarrollarse. Si se desarrolla, se manifiesta cuando el VIH ha ocasionado grandes daos en el sistema inmunitario.

Esta enfermedad se encadena dentro del grupo de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), infecciones que se contagian tras el contacto sexual, ya sea anal, vaginal u oral, con una persona infectada.

Para saber si padece o ha adquirido una ETS, debe acudir a su profesional de la salud y realizarse una prueba. La prevención en este tipo de enfermedades es clave porque no todas las ETS pueden llegar a demostrar síntomas, o algunos pueden ser muy similares al de diversas enfermedades comunes, por ejemplo, los síntomas del VIH pueden llegar a ser muy parecidos al de una gripe.

 

 

¿Cómo prevenir la transmisión del virus VIH?

Aunque la prueba sea el principal punto de partida para evitar la propagación del virus y comenzar a prevenir la enfermedad del SIDA, existen a su vez numerosas medidas que podemos seguir para evitar contagiarnos o contagiar a otras personas.

Siguen existiendo muchas dudas hacia el virus VIH, por eso hemos hablado con el Dr. Manuel Fernández Arjona, especialista en Urología del Hospital Viamed Fuensanta, para que nos resuelva todas las preguntas que nos pueden llegar a surgir.

 

¿Cómo puedo saber si tengo VIH? (Síntomas, contagio, cómo comunicarlo a nuestros cercanos…)

El virus del sida se contagia por contacto de mucosas. Por lo tanto, la primera sospecha de padecer la enfermedad es haber tenido relaciones sexuales con una pareja no habitual y sin protección.
La aparición de síntomas derivados del sida suele ser tardía y cuando la enfermedad se ha desarrollado después de un periodo de incubación y suelen estar relacionados con enfermedades que provocan disminución del sistema inmunitario. Pero una persona puede ser portador durante meses. Por eso, ante alguna relación como la comentada, podría ser razonable comunicarlo a su médico para iniciar un protocolo de diagnóstico.

¿Cómo puedo evitar contagiarme del VIH?

La mejor forma de evitar contagiarse es mantener relaciones con parejas habituales y de no ser así, utilizar protección como preservativos, aunque no hay que olvidar que también puede contagiarse con sexo oral o simplemente con besos.

Si ya tengo VIH ¿Cómo puedo asegurarme de no contagiarlo?

Si ya padezco VIH, es absolutamente imprescindible que el médico siga la enfermedad y controle analíticamente cual es mi situación, así como la carga viral y no tener ningún tipo de relación sexual mientras el médico no lo indique.

De igual modo también sería recomendable comentarlo con la pareja.

Quiero convencer a una persona de que se haga la prueba de VIH, pero se muestra reticente ¿En qué consiste la prueba y cómo le puedo convencer?

La prueba para el diagnóstico es un simple análisis de sangre de los que nos hacemos habitualmente. No debería ser necesario convencer a nadie ya que es un deber personal por su seguridad individual y un deber social para con los demás.

 

Para saber si padece o ha adquirido una ETS, debe acudir a su profesional de la salud y realizarse una prueba. La prevención en este tipo de enfermedades es clave porque no todas las ETS pueden llegar a demostrar síntomas, o algunos pueden ser muy similares al de diversas enfermedades comunes, por ejemplo, los síntomas del VIH pueden llegar a ser muy parecidos al de una gripe.

Puedes pedir tu cita con los profesionales de Viamed aquí.

 

Comparte este Artículo, elige tu plata