La unidad de arritmias del Hospital Viamed Santa Ángela es la encargada de estudiar los problemas del ritmo cardíaco (arritmias cardíacas). 

Éstas ocurren cuando las señales eléctricas que coordinan los latidos del corazón no funcionan correctamente. En determinadas circunstancias puede que el corazón lata demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de forma irregular (desacompasadamente).

 ¿Qué síntomas producen las arritmias?

Las arritmias pueden percibirse como un corazón acelerado, sensación de palpitaciones que pueden ser desde una leve molestia o más graves acompañándose de dolor torácico o falta de aire. Algunas arritmias pueden pasar desapercibidas y ser detectadas en una revisión. Los nuevos dispositivos como los relojes inteligentes ayudan en ocasiones a detectar arritmias asintomáticas. Las arritmias más graves pueden provocar pérdida de conocimiento o incluso parada cardiaca.

 ¿Cuáles son los factores de riesgo principales para sufrir arritmias?

La mayoría de los conocidos factores de riesgo cardiovascular son causa también de arritmias cardiacas. Los principales predisponentes para la aparición de arritmias son los siguientes.

  •          Hipertensión arterial
  •          Diabetes
  •          Obesidad
  •          Apnea del sueño
  •          Tabaco
  •          Exceso de alcohol
  •          Enfermedad del tiroides
  •          Sedentarismo
  •          Genética

 ¿Cuáles son los tipos de arritmias más frecuentes?

La arritmia más frecuente es la fibrilación auricular. Se trata de una completa desorganización del impulso eléctrico en las aurículas que se traduce en un ritmo irregular y frecuentemente rápido. Se asocia a pérdida de capacidad de ejercicio y puede tener complicaciones graves como el ictus.

Otras arritmias frecuentes son

  •          Extrasístoles: Latidos adelantados que suelen producir sensación de vuelco. La mayoría de las veces son benignas
  •          Taquicardia supraventricular: Se presentan en forma de episodios de palpitaciones rápidas que pueden superar los 200 latidos por minuto. Generalmente son benignas, aunque se asocian a síntomas molestos. Pueden tratarse bien con ablación con catéter.
  •          Flúter auricular: Como la fibrilación auricular puede provocar embolias
  •          Taquicardia ventricular: Ocurre en los ventrículos que son la parte encargada de bombear la sangre. En personas con enfermedad cardiaca como infarto previo puede ser grave y requerir asistencia inmediata.
  •          Bloqueo cardiaco: Problema en la transmisión del impulso cardiaco. En ocasiones requiere del implante de marcapasos.

 ¿Se pueden prevenir las arritmias?

Seguir un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir las arritmias cardíacas. Un estilo de vida saludable para el corazón incluye:

  • Mantenerse físicamente activo
  • Mantener un peso adecuado
  • Seguir una dieta saludable para el corazón (rica en frutas y verduras)
  • No fumar
  • Limitar el consumo alcohol
  • Vigilar (y tratar si fuese necesario) la tensión arterial

 ¿Qué es una bradicardia?

La bradicardia es un ritmo lento de los latidos del corazón. Una frecuencia cardíaca menor a 60 latidos por minuto se considera bradicardia, aunque en muchas ocasiones no indica un problema. Muchas personas sanas, especialmente si están en buena forma física, tienen frecuencias por debajo de 60 latidos por minuto en reposo. Durante el descanso nocturno es normal encontrar frecuencias bajas. En ocasiones la bradicardia puede ser la expresión de un problema en la formación del impulso cardiaco (disfunción sinusal) o de su transmisión eléctrica (bloqueo cardiaco) llegando a ser necesario el implante de un marcapasos.

 ¿Qué es una taquicardia?

La taquicardia es un ritmo acelerado del corazón. En condiciones normales el corazón se acelera para adaptarse a las necesidades del cuerpo en respuesta a estímulos como el ejercicio físico o en las situaciones de estrés. A esa taquicardia natural se la conoce como taquicardia sinusal. Sin embargo, diversos trastornos del ritmo pueden provocar frecuencias cardiacas anormalmente elevadas. Estas arritmias se pueden percibir como palpitaciones o sensación de pulso acelerado, dolor torácico, falta de aire o incluso pérdida de conocimiento.

 ¿Qué pruebas diagnósticas ayudan en el diagnóstico de las arritmias?

La prueba diagnóstica más importante es el electrocardiograma. Disponer de un electrocardiograma mientras se sufren los síntomas es de gran ayuda. Es importante que si se sufre una arritmia que requiere asistencia en urgencias se conserve el electrocardiograma y se lleve a la consulta de arritmias. El Holter es un registro electrocardiográfico prolongado de 24-72 horas que puede ayudar a detectar arritmias que no habían sido documentadas. El servicio de Cardiología de Viamed Santa Ángela de la Cruz dispone también de sistemas de registro más prolongados (Holter de eventos). Algunos pacientes pueden requerir el implante de un Holter bajo la piel. Estos dispositivos permiten el registro de arritmias de forma automática y manual durante 3 años.

Las pruebas de imagen, como el ecocardiograma, son importantes para detectar la presencia de alteraciones en la estructura y función cardiacas. Generalmente las arritmias que ocurren a un corazón normal son más benignas que aquellas que se asocian a una alteración cardiaca (como un infarto antiguo o una pérdida de función cardiaca).

 ¿Qué es un estudio electrofisiológico?

El estudio electrofisiológico permite analizar el funcionamiento eléctrico del corazón, incluyendo la capacidad de la formación del impulso cardiaco, la conducción del impulso eléctrico, la presencia de conexiones eléctricas anormales y la predisposición a la aparición de arritmias. Requiere la inserción de catéteres (cables delgados) a través de las venas para acceder al corazón. Los catéteres permiten registrar la actividad eléctrica cardiaca directamente y también estimular el corazón (de modo similar a cómo lo hace un marcapasos). Algunos catéteres permiten eliminar el tejido anormal que produce la arritmia (ablación).

 

¿Qué tratamientos disponemos para las arritmias cardiacas?

Los principales tratamientos para las arritmias son los fármacos, los dispositivos cardiacos implantables y la ablación con catéter.

 ¿Qué es la ablación con catéter?

El tratamiento de una arritmia cardiaca mediante la eliminación de su causa utilizando catéteres. Los catéteres se introducen por los vasos sanguíneos. El registro de la actividad eléctrica (poligrafía) y los rayos X permiten localizar los sitios de interés. Si va a someterse a un estudio electrofisiológico y ablación en Viamed Santa Ángela de la Cruz dispone de información completa en este documento.

 ¿Qué son y para qué sirven los sistemas de navegación cardiaca?

Los sistemas de navegación permiten la realización de reconstrucciones tridimensionales en tiempo real del corazón. Estos sistemas localizan de forma muy precisa el catéter en el espacio. Su utilización es fundamental para el tratamiento de arritmias complejas como la fibrilación auricular o la taquicardia ventricular. Estos sistemas tienen la opción de incorporar imágenes obtenidas previamente (TAC cardiaco o resonancia magnética). La integración de reconstrucciones anatómicas a partir de pruebas de imagen cardiaca ofrece la posibilidad de una ablación más precisa y personalizada.

 ¿En qué consiste la ablación de la fibrilación auricular?

La ablación es el tratamiento más eficaz para el tratamiento de la fibrilación auricular. El objetivo principal de este procedimiento es el aislamiento eléctrico de las venas pulmonares y se puede realizar con calor (radiofrecuencia) o con frío). Para acceder a la aurícula izquierda se introducen catéteres a través de la vena femoral (situada en la ingle). La mayoría de los pacientes sienten una clara mejoría en su calidad de vida tras la intervención, aunque cabe la posibilidad de que la arritmia reaparezca. Si va a someterse a una ablación de fibrilación auricular en el hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz dispone de información completa en este documento.


Equipo médico