Consiste en una técnica diagnóstica eficaz, normalmente de carácter ambulatorio y con sedación, en su caso, para que el paciente tenga mayor confort. Se coloca una cámara o lente dentro de un endoscopio, y a través de un orificio natural o una mínima incisión quirúrgica, se puede visualizar un órgano hueco o cavidad corporal interna. Se utiliza sobre todo para detectar problemas gastrointestinales o de urología.

CÁPSULA ENDOSCÓPICA.

La técnica endoscópica mediante cápsula consiste en la ingesta por parte del/a paciente de una microcámara en forma de pastilla de unos 25 x 11 milímetros de tamaño, sin sedación ni ingreso hospitalario. El/la paciente se traga la cápsula con un poco de agua y se le coloca un chaleco o cinturón abdominal registrador, que almacena las imágenes que la píldora le envía inalámbrica en formato de vídeo de alta resolución. A continuación, un/a especialista analiza exhaustivamente la "película" de su tracto digestivo para elaborar el informe correspondiente.

Equipo médico