Viamed Santa Ángela de la Cruz refuerza su seguridad con dos circuitos diferenciados para pacientes COVID (con sintomatología y asintomáticos)

25 Septiembre, 2020

Ante el aumento exponencial de pacientes con sintomatología  covid 19 el Servicio de Urgencias del hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz que dirige el Dr. Guillermo Pérez Cabeza ha reorganizado la atención de los pacientes covid 19 en dos circuitos. Por un lado los pacientes que acuden de forma voluntaria para realizarse pruebas de detección, estos han sido derivados a otra zona del hospital, por otro, los que presentan sintomatología covid19. Esto ha supuesto una doble ventaja como explica el Dr. Pérez Cabeza, “se ha ganado espacio en la sala de espera de los pacientes “covid” garantizando así una mejor distancia de seguridad y disminuyendo la presión del área de urgencias. En segundo lugar nos ha posibilitado mejorar la asistencia que prestamos a nuestros pacientes”.

Desde que comenzará la pandemia el área de urgencias como punto de entrada de los potenciales pacientes en los centros se ha visto reorganizado con un doble circuito de atención a pacientes con sintomatología sospechosa de coronavirus y otro para el resto de pacientes.

Esto, dice el Dr. Guillermo Pérez Cabeza, jefe del servicio de Urgencias. “En el hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz, nos ha supuesto un gran cambio en nuestro día a día ya que actualmente han de convivir pacientes que antes teníamos diferenciados, como son los adultos y los niños.”

 Unos cambios que, como explica el Doctor Pérez Cabeza, se van sucediendo a medida que cambia la realidad de la pandemia con el objetivo de ganar en seguridad y de minimizar el riesgo de la posible exposición al covid tanto de nuestros pacientes como de nuestro personal sanitario, “en un principio se asumió la realización de las pruebas PCR en el área de Urgencias a todo tipo de pacientes (prequirúrgicos, por requerimiento de su trabajo, por exigencia de la aerolínea de algún viaje programado o del país de destino).

 “Sin embargo con el aumento de los pacientes sintomáticos, tal y como podemos contemplar tanto en las estadísticas locales como nacionales, se diferenciaron dos salas de espera, para no mezclar a estos pacientes. Pero como la afluencia en el área de Urgencias de pacientes con síntomas ha ido aumentando exponencialmente, hemos decidido diferenciar a estos pacientes en otra zona del Hospital” creando así dos circuitos perfectamente diferenciados.

 “Esto nos ha dado dos grandes ventajas, explica el Dr. Pérez Cabeza, la primera, se ha ganado espacio en la sala de espera de los pacientes “covid” garantizando así una mejor distancia de seguridad y disminuyendo la presión del área de Urgencias. En segundo lugar nos ha posibilitado mejorar la asistencia que prestamos a nuestros pacientes.”