La importancia de la vacunación en la población infantil, intervención del jefe de pediatría de Viamed Santa Ángela de la Cruz, Dr. Fernando Ferreira en Canal Sur

30 Julio, 2020

Además del coronavirus existen otras enfermedades que nos amenazan y frente a las que debemos estar también pendientes. En el caso de los niños mantener al día el calendario vacunal es fundamental si no queremos ver un repunte de enfermedades controladas con la vacunación programada como sarampión, difteria, neumococo, tosferina o tétanos. Así lo explicaba el jefe de pediatría Fernando Ferreira en el programa de TV Salud al día donde también apuntaba que los procesos virales que sufren los niños en los primeros años de vida pueden actuar como factor de protección frente al Covid-19, mientras  que el papel del niño como vector de transmisión podría no ser tan activo como se especulaba, lo que facilitaría la vuelta a la “normalidad” de los más pequeños en ámbitos como el de la educación.

Puedes ver el reportaje completo en el minuto 2:32

Recientemente, la OMS ha recordado la importancia de reanudar la vacunación en los niños, ya que se vio interrumpida por el Covid-19. Actualmente, alrededor de 80 millones de menores de un año en el mundo corre el riesgo de contraer enfermedades como el sarampión. De hecho en Francia, Reino Unido e Italia ha habido un repunte de sarampión, enfermedad prevenible con vacunación,  por el temor a la Covid-19.

“Pero no solo el sarampión, advertía el jefe de pediatría de Viamed Santa Ángela de la Cruz en el reportaje del magazine Salud al Día de Canal Sur, si dejamos de vacunar a nuestros niños volverán a aparecer enfermedades que teníamos controladas como por ejemplo, tosferina, neumococo, difteria o tétano.

Protección de los niños ante el coronavirus y su papel como factor de contagio en la COVID-19

Con respecto a la menor incidencia del Covid-19 en niños,  el Dr. Ferreira se refería a nuevas investigaciones que parecen apuntar a que son el número de los procesos virales que sufren los niños en sus primeros años de vida los que estimulan la inmunidad y les hacen más resistentes frente a este virus.

Por su parte  con respecto a la creencia de que el papel del niño como “super” vector de trasmisión del virus, parece que hay consenso, decía Ferreira, en que puede no ser así. En estudios intrafamiliares se ha visto que el niño no ejerce como vector de transmisión, algo muy importante de cara al reinicio de la actividad educativa.