Hoy conocemos a Ana Charlo, responsable del departamento de tráfico de Viamed Cádiz

6 Febrero, 2020

Ana Charlo es la actual responsable del departamento de tráfico de Viamed Cádiz. Esta gaditana se define como una persona capaz de adaptarse a cualquier circunstancia, noble y muy implicada, poniéndole a cada momento todo el entusiasmo del mundo.    

Ana lleva formando parte de la plantilla Viamed desde hace 13 años. “Comencé en el departamento de administración de Novo Sancti Petri llevando a cabo la tramitación de mutuas laborales. Tras 6 meses, inicié mi andadura en el departamento de accidentados de tráfico del hospital ocupando el puesto de admisión. A día de hoy, suman 9 años como coordinadora del departamento de tráfico entre Novo Sancti Petri y Bahía de Cádiz” explica.  Durante todo este tiempo ha demostrado su gran valía y empeño para gestionar el departamento.

En su rutina diaria, Charlo tiene claro su objetivo, que descansa sobre todo en dar continuidad a lo aprendido en sus prácticas dentro la empresa y a su vez que le permita continuar su formación profesional dentro del equipo.  “Mi trayectoria laboral me ha ayudado a conocer las particularidades de una admisión, a entender las necesidades del paciente de tráfico y a la gestión de la manera más humana posible, poniéndole cara al expediente tramitado” añade.

Para Ana, trabajar en un hospital como el de Viamed significa confort y placer de poder contar con un equipo excepcional de profesionales compuesto por traumatólogos, fisioterapeutas, radiólogos, administrativos… todos en continua unión y en una misma dirección con el fin de velar por el paciente.

Por otro lado, dentro de la parte más satisfactoria de su departamento, Ana destaca la dinámica y la versatilidad con la que se trabaja, cada proyecto es único y enérgico, cada expediente es propio de cada paciente…en definitiva, no existe la monotonía en la gestión de este servicio.

Mientras que la parte más complicada puede darse cuando la tramitación y la gestión con las entidades aseguradoras no es satisfactoria.

Por último, a pesar de haber conocido a multitud de pacientes hay un caso que le marcó especialmente. “Recuerdo un atropello de una señora madrileña en un paso de peatones de la Barrosa que fue intervenida de urgencias. Acudía a cada consulta de traumatología en camilla a consecuencia de las lesiones derivadas. Su acompañante y marido, nos contaba que veraneaban en Chiclana desde hacía 15 años en un apartamento cerca de la playa, lugar donde encontraron su tranquilad. Tras el accidente, se trasladaron a una casa adaptaba a las necesidades de su mujer. Tras mucho esfuerzo, dedicación y cariño… tuvo una pronta recuperación y feliz regreso a Madrid” concluye.